¿Qué campana elegir según tu tipo de cocina?

6 mayo 2022

Las campanas extractoras se han convertido en electrodomésticos claves en nuestros hogares. Elegir la campana correcta para tu tipo de cocina es clave para que cumplan con su función y mantengan el ambiente limpio. ¿Qué debemos tener en cuenta? Lo principal es el tipo de cocina que tenemos.

Aunque hay aspectos técnicos como la potencia, el ruido, las dimensiones, la eficiencia energética, etc., que efectivamente entran en juego a la hora de comprar un modelo u otro, el factor más determinante es la cocina.

¿Por qué? Porque según las características de esta (si es abierta, si es cerrada, el espacio que tiene, si hay salida de humos…) deberemos escoger una campana u otra. Por muy moderna que sea, si no se tiene en cuenta el espacio en el que va a colocarse, podríamos estar mermando sus resultados.

Del mismo modo, quizá para nuestra cocina no necesitemos la campana más potente y con una que tenga una capacidad de absorción menor sería suficiente.

Desde Cobain queremos compartir una breve guía al respecto.

La preinstalación de la cocina

¿Tu cocina tiene salida de humos? La respuesta a esta cuestión es fundamental. Las campanas se dividen en dos grandes grupos: de extracción o de circulación.

Las de extracción pueden instalarse en cocinas con salida de humos. El electrodoméstico lo que hace es absorber el aire y los olores que salen de la cocción, llevándolos hacia su filtro antigrasa. Desde allí, se reconducen por un tubo hacia el exterior de la casa.

En el caso de que no se disponga de esa salida, no quedará otro remedio que optar por una campana de recirculación. En este caso el aire no llega a expulsarse fuera, ya que es imposible, pero los humos se absorben igual y pasan por un filtro de carbón activado, que elimina los olores y devuelve el aire limpio.

Aunque obviamente son más eficaces las primeras, hay que adaptarse a nuestra cocina, teniendo que elegir en ocasiones una del segundo grupo.

Las dimensiones de la cocina

La potencia que necesita tener la campana viene indicada por el espacio de la cocina. Para saberlo con exactitud, se puede utilizar una sencilla fórmula matemática.

Lo único que hay que hacer es multiplicar los metros cuadrados por la altura (es decir, definir su capacidad) y esta cifra multiplicarla por 12. El resultado, que estará en m3/h, es la potencia de aspiración que se requiere.

Lo ideal es que la campana que queremos elegir para nuestro tipo de cocina nunca tenga una potencia inferior a la calculada, sobre todo si la habitación no está bien ventilada por otros medios (por ejemplo, un gran ventanal). Podría ser superior, pero no sería necesario, además de que supondría un gasto de energía. No obstante, podría ser recomendable para cocinas que están parcial o totalmente abiertas a otros espacios del hogar (como el salón o el comedor), cuando se quiere evitar que los humos y los olores se esparzan.

Dónde va a colocarse la campana

La disposición definitiva de la campana extractora depende directamente de dónde está la placa de cocción. Según esto, deberemos elegir qué modelo de campana queremos para nuestro tipo de cocina.

Campanas de isla

Aquellas casas grandes y que gozan de mucho espacio, suelen tener una isla central sobre la que cocinar. La campana por tanto debe bajar del techo y colocarse justo encima.

Su tamaño suele ser mayor y el valor decorativo, al ocupar un lugar central, pasa a ser muy importante.

Campanas de techo

Aunque las campanas de techo suelen ser muy llamativas a nivel estético, ya que se ven poco pero al mismo tiempo actúan como foco de luz, no son demasiado eficientes. La razón es que puede llegar a haber mucha distancia entre la placa y la boca de extracción, haciendo que los humos y olores se dispersen antes de ser absorbidos.

No obstante, estos modelos podrían valorar para cocinas con techos bajos o en las que se busca crear un espacio diáfano.

Campanas de encimera

¿Cuentas con un espacio reducido? En ese caso la mejor opción suelen ser las campanas de encimera. Normalmente se integran en la propia placa de cocción, por lo que absorben el aire y lo limpian según sale.

Aunque su precio es más elevado, representa una gran opción para cocinas pequeñas o que se encuentran en hogares tipo estudio o loft, ya que no solo aspiran y filtran rápidamente, sino que también son silenciosas y discretas.

Campanas de pared

La instalación de estos modelos es generalmente sencilla, por eso es a la que más hogares recurren. En cualquier caso, su potencia de aspiración es alta, por lo que es la alternativa más adecuada para cocinas grandes.

Poseen una función estética, ya que su tamaño es mayor y ocupan parte de la pared. Para poder adaptarse a los diferentes estilos, hay diseños de todo tipo.

Campanas de integración

Las campanas de integración suelen ser la opción preferida para cocinas abiertas, ya que aspiran los olores y se instalan en el armario que hay justamente encima de la placa.

Por lo tanto, además de por su potencia destacan por ser invisibles y adaptarse totalmente al espacio.

¿Ya sabes que campana elegir para tu tipo de cocina?

¡Visita nuestras Redes Sociales para estar al día! Instagram y Facebook.

Vídeos, noticias y prensa